top of page

BLOG WASH RURAL

CONFERENCIA WASH-LATAM 2023 | ECUADOR: Recomendaciones de Marcelo Encalada para cambiar las cosas








MARCELO ENCALADA

Director LATINWASH

ECUADOR





Recomendaciones para cambiar las cosas en WASH en los niveles de país, Latinoamérica y las Naciones Unidas.


Es preocupante y a la vez decepcionante, que los resultados de la conferencia del agua ONU-2023 no sean vinculante.


Sin embargo, esto ha servido de estímulo para tener mayor entendimiento del movimiento global institucional del agua y crear conciencia entre las OSC y OCSAS, para alinearnos y hacer un frente común en la lucha contra los problemas en las poblaciones vulnerables de Latinoamérica rural, debido a la falta del acceso al agua y al saneamiento.


Muchos foros internacionales como la Conferencia Latinoamericana WASH-2023, convocada por las OSC como la COLSAR, SIA y LatinWASH, están contribuyendo a visibilizar la problemática en las áreas rurales de Latinoamérica; sin embargo, el principal desafío está en el cambio de enfoques y actuar a nivel local.


Debemos ser conscientes que los efectos del cambio climático están vulnerando los servicios de agua y saneamiento rurales, poniendo en riesgo la salud de millones de personas en Latinoamérica, especialmente de los niños, con problemas de desnutrición.


Debemos ser conscientes, el papel fundamental de la Gestión Comunitaria del Agua (GCA) en Latinoamérica en el abastecimiento de agua a millones de personas en la región, aunque, en algunos países, la GCA aún no es reconocida; y en otros, no se valora el papel importante que juega en el cumplimiento del derecho humano al agua y al saneamiento en las áreas rurales. Esto contribuye a que en algunas poblaciones rurales no tenga acceso a servicios básicos de manera segura.


Sin embargo, no todo es malo, en Latinoamérica hay buenas iniciativas:


Como en Costa Rica y Ecuador, que reconocieron el 14 de septiembre como Día de la Gestión Comunitaria del Agua. Chile va por este camino y sería muy importante que otros países se sumen a este día, como un primer paso en reconocimiento al trabajo valioso de miles de gestores y gestoras comunitarias que operan estos servicios.


Como las experiencias de alianza público comunitarias, como el caso de CENAGRAP en Ecuador, con más de 20 años de funcionamiento exitoso, y que está contribuyendo a que gente pobre campesina tenga acceso al agua segura. Esta experiencia sirvió para que este tipo de alianzas se consideren en los marcos normativos y legales en el país. Hay muchas otras experiencias como las asociatividades en la GCA que están contribuyendo a lograr el acceso al agua segura en las comunidades rurales en LAC.


Por otro lado, el dinero es indispensable en los países para la construcción de infraestructura de agua y saneamiento en áreas rurales, pero también, es indispensable el contar con políticas públicas, marcos financieros, legales y normativos, construidos de manera participativa, y que contribuyan al fortalecimiento de la GCA, para garantizar la sostenibilidad de estos servicios básicos en las áreas rurales. Sin estos factores, no es posible logras servicios seguros de agua y saneamiento.


Debemos entender que los servicios comunitarios de agua y saneamiento, no son servicios públicos ni privados. Los servicios comunitarios son más que un sistema de agua potable y saneamiento, debemos entender esto, para poder apoyar de manera eficiente a los prestadores comunitarios del agua potable.


Para cambiar las cosas se propone lo siguiente:


  1. Que la primera milla sea la atención a las áreas rurales. Que se las deje de considerar como la última milla y sean una prioridad.

  2. Se trate a las OSC y OCSAS como aliados en el logro del cumplimiento del Derecho Humano al Agua y al Saneamiento en las áreas rurales, y no como adversarios.

  3. Desde los gobiernos y la cooperación internacional, se promuevan y se financie la implementación de las alianzas público-comunitarias y asociatividades de las OCSAS.

  4. Se desarrolle e implemente modelos de gobernanza democrática local de servicios de agua y saneamiento en las áreas rurales (esto es fundamental)

  5. Es necesario un fondo mundial por el agua, que apoye a los países a cumplir sus metas, especialmente de las áreas vulnerables como son las rurales.

  6. Es necesario crear una organización mundial del agua al interior de la ONU, responsable del manejo del tema WASH en las zonas vulnerables, con suficiente poder de decisión y cuente con financiamiento para apoyar a las zonas rurales y periurbanas.

Si queremos acelerar los ODS 6, primero debemos cambiar lo que estamos realizando y mejorar los enfoques de planeación, participación, financiamiento y de monitoreo, que permita el involucramiento efectivo de la sociedad civil en la planeación y el monitoreo en los programas nacionales de wash rural y periurbano.




71 visualizaciones0 comentarios

Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación